Definiremos que es un chamán como la persona que ejerce y/o práctica los rituales del Chamanismo.

En el chamanismo, al chamán se le da la capacidad de modificar la realidad o la percepción colectiva de esta según su religión y responden a una especie de lógica causal. Esto se puede expresar finalmente, por ejemplo, en la facultad de curar, de comunicarse con los espíritus y ancestros, y de presentar habilidades visionarias y adivinatorias.

Es el término usado para indicar a este tipo de persona, presente principalmente en las sociedades cazadoras y recolectoras de Asia, África, América y Oceanía y también en culturas prehistóricas de Europa. En algunas culturas se cree también que el chamán puede indicar en qué lugar se encuentra la caza e incluso alterar los factores climáticos.

El término proviene del sustantivo en idioma tungu (de Siberia) shamán (‘el que sabe’), y este del verbo shahia (‘saber’).

Hemos observado como ha venido creciendo como la espuma el interés por esos conocimientos resguardados en manos indígenas y “la novedad”, el “snobismo”, “la moda” todo eso “muy actual”, trae en boca de todos y de cualquiera la modalidad del “chamán”.

Ahora resulta que mucha gente “ha tenido y tiene” contacto con muchos chamanes (en plural). Hay verdaderos ríos de personas viajando a la Amazonia, a las zonas de poder del Peru, México, a las tierras lakotas, seris, sioux, apaches y en general a donde quiera que se dice que hay “chamanes” dando instrucción.

“Un sanador se sana a sí mismo y lleva la vida entera haciéndolo y su medicinas son la paz-ciencia, el amor, la energía infinita e ilimitada del universo”

Creo, sin embargo, que el mejor método es “no autonombrarse”, sino mostrar en los hechos aquello que se pretende ser. Sin embargo, en el camino va encontrando (sin buscarlo ni proponérselo) a sus maestros y las medicinas o espíritus que le irán acompañando en su camino. Un sanador no ha tenido más remedio que sanarse a sí mismo y por resonancia hay personas que le buscan para verse en ese espejo y recordar que todos tenemos la capacidad de sanarnos.

La magia de quien ofrenda las medicinas, no reside en las medicinas, sino en su camino, en su autoconocimiento, en su sabiduría, en su respeto por la energía y en su carisma.

Una persona que ha conectado con el espíritu de las medicinas se ha aplicado la medicina a sí mismo muchísimas veces, se ha internado en su interior incontables veces, conoce lugares y formas que van más allá de lo ordinario, sabe sobrevivir aún sin agua y comida, se ha enfrentado a su demonios y ahora son sus aliados y esto ES UN TRABAJO QUE NO ACABA.

Dicho esto, empecemos por hablar del término “Chamán”: Un chamán no es nada más y nada menos, que un hombre o mujer medicina. Cuentan las tradiciones originales que siempre hay una estirpe dentro de cada núcleo social, que nace con cualidades y talentos especiales que los convierten en personas muy sensibles al lenguaje de la naturaleza y a la identificación del espíritu que anima a todas las cosas. Para entenderlo pronto, hablamos de los talentos suficientes para sentir y ver a todas las cosas creadas como seres que participan del equilibrio de todo.

Haciendo eco de otras voces, tenemos que reconocer que el hombre o mujer medicina nace, no se hace y sin embargo, cada ser humano tiene en potencia a dicho personaje en sí mismo en espera de los tiempos para despertarlo y despertar el amor absoluto.

El encontrar un hombre chamán es más fácil que una mujer chamán y en general estas son menos accesibles que los hombres, lo excepcional es encontrar la pareja chamánica, en estos casos la dualidad de la pareja hacen que se complementen a la perfección en su vida diaria, pero sobre todo en sus rituales y ceremonias chamánicas.

LA UNIDAD

La Mujer Chamán, es la representación directa de la naturaleza. Es la guardiana de la entrada a la Pachamama. Su mayor poder es su conexión con la tierra, con las plantas y sus espíritus, es la recolectora, la creadora de vida y la que se provee de la naturaleza.

El hombre Chamán, es el guerrero, el protector del pueblo, el que hace respetar el orden de las cosas, el cazador, el que provee de refugio, seguridad y armonía, su mayor poder es la conexión con el espíritu de los animales, “el Nahual” que todos tenemos.

EL CONJUNTO

Una pareja chamánica depende de la participación de lo femenino y de lo masculino, el “Yin y el Yang” para que alcance el equilibrio. En el ritual el papel femenino es básico, es la sustentadora del ritual. El hombre abre y cierra, la mujer sustenta el ritual. La mujer, se convierte en una vidente o mujer Águila. El hombre cuando se centra en su trabajo en la tierra se convierte en un hombre jaguar.

También hay mujeres jaguar (guerreras) y hombres Águila (videntes). El trabajo con la tierra y los elementos es el comienzo para restituir el equilibrio. Las plantas maestras son el principio del conocimiento, el dominio de la mente para alcanzar lo que en chamanismo se denomina “mente fuerte”. El hombre y la mujer, vuelven a reconocer sus orígenes, amar a la Madre Tierra respetando el equilibrio de la creación, encontrándose en la pareja a sí mismos.

LA MAGIA

Cuando encuentras una pareja chamánica liderando, dirigiendo una ceremonia o ritual trabajando juntos, cambia totalmente la energía del espacio y todo lo que acontece dentro del lugar, te sientes en un lugar seguro por la presencia del hombre (el guerrero), en un lugar hermoso, por la delicadeza de la mujer (la guardiana) en la decoración, el ambiente del recinto, podemos decir que nos encontramos en casa, un lugar donde nuestra mente, cuerpo y espíritu se relaja para empezar el mayor trabajo que podemos realizar, encontrarnos, saber quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Japi

Japi

Somos una comunidad formativa y de desarrollo de conciencia dedicada a compartir cómo convertirte en tu mejor versión. Japi es una tribu, somos todos; todos los que sabemos que la felicidad es una llama que hace al mundo seguir en movimiento.

Comentarios

Artículos Relacionados

Espiritualidad
Arely Villagrán

El espejismo de la espiritualidad

La espiritualidad no trata sólo de las practicas espirituales, llámale yoga, meditación, medicinas, mindfulness, chi kung, y demás, éstas son sólo herramientas que te permiten o abren este camino pero se requiere de esfuerzo y trabajo.

Medicina
Arely Villagrán

Rapé: Medicina del Viento

El Rapé es una medicina sagrada, que honra la relación ancestral entre nuestros abuelos y el sagrado Tabaco. Se prepara mediante varias combinaciones de tabaco,

Japiness
Japi

Las reglas del Dalai Lama para ser Feliz

El Dalai Lama escribió una lista con 18 puntos, los cuales, todas las personas del mundo deben seguir para lograr en paz, felicidad y armonía.

Ancestral
Arely Villagrán

Totem: Nuestro Espíritu Animal

Tótem o animal de poder son los espíritus protectores que nos ayudan en nuestro camino y en la búsqueda espiritual con el fin de vivir

Ancestral
Japi

El Círculo de Medicina

El círculo de medicina es un sistema filosófico, una especie de mapa o brújula que nos orienta y nos une a la Tierra y al Universo.

Selecciona Tipo de Moneda

Tipo de cambio solo como referencia - Todos los pedidos son procesados en $ Peso mexicano MXN.
  • MXNPeso mexicano ($)