Arely Villagrán

Arely Villagrán

Mindfulness: El arte de vivir conscientemente

La mente humana divaga de forma natural. A menudo solemos  pensar detenidamente acerca de nuestras pérdidas, problemas, retos… lo que puede provocarnos tristeza, estrés, angustia o ansiedad, entre otras emociones y estados. Además, vivimos en una sociedad en la que lo habitual es realizar múltiples tareas simultáneas, lo que interfiere en la efectividad de estas actividades. A menudo solemos funcionar en “piloto automático”. Los niveles de falta de atención en nuestro mundo occidental son extraordinarios, probablemente los más elevados que se han descrito en la historia del ser humano.

¿Qué es Mindfulness?

Mindfulness es prestar atención de manera conciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. La atención o conciencia plena, define un estado de la mente que consiste simplemente en estar aquí y ahora, con atención y con aceptación. Es decir,  estamos en el presente de forma atenta, observando lo que ocurre, no haciendo varias cosas a la vez o pensando en otra cosa como suele ser habitual y, además, estamos con aceptación, sin juzgar si lo que ocurre es bueno o malo, nos gusta o no nos gusta. Simplemente, estamos.

La clave es que aquí y ahora lo tenemos todo. Si no podemos ser felices aquí y ahora no podremos serlo nunca, porque siempre nos va a faltar algo o vamos a tener miedo de que nos pase algo. Pero si somos capaces de estar aquí y ahora sin juzgar, disfrutando de lo que está ocurriendo en cada momento, podremos ser felices siempre. Esto es mindfulness.

Vivir en el presente

No podríamos vivir sin la capacidad de estar en el presente: es la que nos permite recordar a dónde estamos yendo mientras caminamos, aún cuando durante el trayecto nos hayamos perdido en miles de pensamientos. Sin Mindfulness sería imposible poder observar y reconocer la propia experiencia y vivir en este mundo. Sin embargo, y aunque creemos tener control conciente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente: si lo que estoy experimentando me gusta, quiero que continue o si lo que estoy experimentando me desagrada, quiero que desaparezca.

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendoaceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable (por cierto algo inevitable en la medida en que estemos vivos), podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más es lo que la práctica de mindfulness permite.

Aunque comunmente se asocia mindfulness o sati con el budismo, muchas de las tradiciones religiosas del mundo utilizan mindfulness de manera implicita o explicita, pues es una capacidad básica y humana de conexión con el presente. La asociación con el budismo debe su razón a que fue en el seno de esta tradición que se generaron un corpus amplio de prácticas que permiten refinar y profundizar esta capacidad hasta grados altísimos. La meditación mindfulness o de insight es una de ellas y se practica en una gran cantidad de formas.

  1. Mindfulness no es: dejar la mente en blanco. La mente siempre genera pensamientos. El objetivo de mindfulness es hacerse consciente del proceso del pensamiento y de las emociones, pero en ningún momento el objetivo es dejar de pensar o sentir.
  2. Mindfulness no es: suprimir las emociones. Mindfulness pretende conseguir regular las emociones al hacernos conscientes de cómo surgen y al no reaccionar impulsivamente ante ellas, pero en ningún momento se pretende suprimir estas emociones. Sentimos lo mismo que el resto de la gente, incluso más intensamente, pero no dejamos que las emociones y los pensamientos negativos nos hundan cuando las cosas van mal.
  3. Mindfulness no es: apartarse de la vida. Por el contrario, lo que se pretende es llevar mindfulness a la vida diaria, para hacernos más conscientes de las cosas y procesos mentales y favorecer un mayor bienestar tanto en nosotros mismos, como en las personas que se encuentran a nuestro lado.

Mindfulness en la Actualidad

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la  Medicina y Psicología de Occidente. Es aplicada, estudiada científícamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general.

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. Jon Kabat-Zinn, conocido referente mundial de Mindfulness por haber introducido esta práctica dentro del modelo médico de occidente hace más de 30 años, fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí introdujo a los pacientes a la práctica de Mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés.

Jon Kabat-Zinn define Mindfulness como:

“Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Jon Kabat-Zinn

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar conscientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

Arely Villagrán

Arely Villagrán

Comentarios

Artículos Relacionados

Ancestral
Arely Villagrán

Guardianes del Universo: Los 7 rumbos cósmicos

La invocación a los rumbos del universo es una enseñanza de los ancestros de las tradiciones prehispánicas, que concebían el universo en 3 niveles: el

Conciencia
Japi

Xanga: La nueva medicina para el espíritu

La Xanga es un enteógeno mezcla que combina DMT de plantas y hierbas de la selva, como liana de ayahuasca, gordolobo, loto azul, menta, tabaco, entre otras.

Conciencia
Arely Villagrán

Mindfulness: El arte de vivir conscientemente

La mente humana divaga de forma natural. A menudo solemos  pensar detenidamente acerca de nuestras pérdidas, problemas, retos… lo que puede provocarnos tristeza, estrés, angustia

Medicina
Japi

Microdosis de Ayahuasca: menos es más

Las microdosis de psicodélicos son consideradas por algunos como el maná de la creatividad, inspiración, herramienta de aprendizaje, es decir un amplificador de la mente

Espiritualidad
Arely Villagrán

El espejismo de la espiritualidad

La espiritualidad no trata sólo de las practicas espirituales, llámale yoga, meditación, medicinas, mindfulness, chi kung, y demás, éstas son sólo herramientas que te permiten o abren este camino pero se requiere de esfuerzo y trabajo.

Selecciona Tipo de Moneda

Tipo de cambio solo como referencia - Todos los pedidos son procesados en € Euro EUR.
  • MXNPeso mexicano ($)
  • EUREuro (€)
  • USDDólar de los Estados Unidos (US) ($)