Arely Villagrán

Arely Villagrán

Temazcalli: De vuelta al vientre de la madre tierra

La ceremonia del temazcal, es una de la primeras enseñanzas que existen dentro de las tradiciones ancestrales, porque representa el origen. Está basada en la bendición, en la purificación del ser humano, a través del líquido sagrado del agua y del calor, uno puede recibir el soplo de la vida. El Temazcal está basado en el vientre de la madre Tierra que es donde uno es concebido, donde uno es alimentado como semilla para poder llegar a tener la unidad de todos los misterios del Universo. Es un baño prehispánico que se generalizó entre las culturas de Mesoamérica y cuyos vestigios más antiguos se hallan en las zonas arqueológicas de Palenque, en México, y Piedras Negras en Guatemala, aunque sus orígenes podrían ser más remotos.

Los temazcales varían en su forma y práctica de acuerdo a las diferentes regiones en que se emplean, y por lo general se trata siempre de aposentos reducidos con techos bajos, sellados a la intemperie.Tradicionalmente el baño está hecho por piedra o adobe de una estructura circular como la de un iglú o también puede ser cuadrado. También se emplean estructuras provisionales hechas de varas y hojas, pieles o mantas entre otros materiales, en etnias al norte de México tenía forma de “tipi”, se usan rocas que alguna vez solidificación, luego de tener el calor que viene de las entrañas mismas de la madre Tierra, y que salieron a la superficie. Se recolectan y se ponen en un montículo directo al fuego, donde se les pone un rezo, una intención, un buen pensamiento y se le pide ayuda a estos ancianos que son las rocas. Estas rocas calientes al rojo vivo son llevadas a la cabaña que es el ombligo de la Madre Tierra, y es donde la gente se reúne con plantas curativas y aromáticas para provocar el vapor, así dentro de este vientre de la madre tierra la alquimia de los cinco elementos como en el vientre materno, se desarrollan y trabajan; la tierra representada por las piedras y nuestro cuerpo físico; el agua, por la infusión de hierbas y nuestro sudor; el fuego por el calor, nuestro corazón  y espíritu; el viento por el olor y nuestro aliento; y el quinto, el movimiento, el transmutador, el activador de todos estos elementos.

Más que una simple terapia para relajarse y desintoxicarse es una curación mágico-religiosa, que atiende no solo lo físico sino también lo energético y espiritual, por lo que en la actualidad está tomando gran importancia por su forma holística de atender al paciente. Se hacen generalmente 4 puertas, esto quiere decir, que se abre el temazcal cuatro veces, y en estas cuatro veces se introducen cada vez un número específico de piedras, que tiene una simbología, y cada puerta está dirigida a un rumbo, el rumbo del norte, sur, este, oeste; a una energía específica con una intención particular.

Normalmente es conducido por una persona entrenada para el efecto, un guía, ya sea un temazcalero, curandero o sudador, que aplica una serie de prácticas terapéuticas y rituales.

Se utiliza el copal para recuperar la memoria, se utiliza el palo dulce para conseguir la ternura; la belleza de todos los espíritus a los que les gusta aquello que es dulce; para tener dulzura en nuestro corazón, se utiliza también, la salvia, para escoger solamente aquello que necesitamos. También se utiliza el cedro para bendecir realmente todo lo que tenemos, es el poder que bendice a todas las cosas, aquella planta que siempre es verde y que tiene el poder guardado para bendecirlo todo. También se puede utilizar romero, hierbabuena, manzanilla, eucalipto y muchas más que tienen efectos curativos de diferentes índoles.

De esta manera es como vemos la concepción misma dentro del vientre de nuestra madre. Sentir dentro el calor de la vida, la presencia misma con un buen aroma, con una buena esencia. Estas plantas se depositan sobre las piedras, es ahí donde nos dan su esencia, al ser consumidas por el calor, por el fuego que guardan estas piedras. Después de poder tener la oportunidad de respirar ese aroma, se cierra la puerta y todos juntos compartimos un misterio, una oscuridad un momento de profundidad con nosotros mismos.

Depositamos agua sobre estas piedras para poder recibir la bendición del agua, es ahí donde nos damos cuenta de cómo el poder se mueve, porque esta agua que cae sobre las piedras, inmediatamente nos es regresada de una forma más sutil, pues el agua vuelve a caminar entre el aire en forma de vapor. Ahí es donde se gradúa la medicina, el conocimiento, la sabiduría y se puede respirar. A esto nosotros le llamamos la memoria del primer aliento, la memoria del momento cuando fuimos concebidos.

Esta es una de las ceremonias más antiguas, donde recibimos el consejo de nuestros antepasados, de cómo fue que tuvimos esta vida que ahora tenemos. Entonces al poner esa agua todos los que estamos ahí vivimos por igual un momento de intensidad dentro del calor.  

Arely Villagrán

Arely Villagrán

Comentarios

Artículos Relacionados

Ancestral
Japi

Wirikuta la tierra del peyote y lo sagrado

Los indígenas wixarikas (huicholes) realizan anualmente esta peregrinación hacia el desierto de Wirikuta, para recolectar a sus antepasados: hikuri, venado y agua de los manantiales.

Ancestral
Arely Villagrán

Totem: Nuestro Espíritu Animal

Tótem o animal de poder son los espíritus protectores que nos ayudan en nuestro camino y en la búsqueda espiritual con el fin de vivir

Espiritualidad
Arely Villagrán

El espejismo de la espiritualidad

La espiritualidad no trata sólo de las practicas espirituales, llámale yoga, meditación, medicinas, mindfulness, chi kung, y demás, éstas son sólo herramientas que te permiten o abren este camino pero se requiere de esfuerzo y trabajo.

Conciencia
Japi

Xanga: La nueva medicina para el espíritu

La Xanga es un enteógeno mezcla que combina DMT de plantas y hierbas de la selva, como liana de ayahuasca, gordolobo, loto azul, menta, tabaco, entre otras.

Selecciona Tipo de Moneda

Tipo de cambio solo como referencia - Todos los pedidos son procesados en $ Peso mexicano MXN.
  • MXNPeso mexicano ($)